La alergia en el corredor - Correr con alergia

La alergia en el corredor

Correr con Alergia

Cuando hablamos de alergia, tenemos que tener muy en cuenta que a día de hoy, casi el 50% de la población general en grandes ciudades, ha sufrido, sufre o sufrirá, este mal tan temido. Por tanto, los corredores no estamos exentos de sufrir este peaje.

 

Ahora bien, ¿Qué es la alergia? Una serie de alteraciones, de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo, que se producen en nuestro sistema inmunológico. Alergia al polen, asma, bronquitis… todas esas afecciones que afectan a nuestro organismo, es especial molesto para nosotros los corredores, y para nuestra salud y rendimiento.

 

Y ahora que se acerca esta temida época, vamos a dar una serie de consejos para combatir en la medida de lo posible esta afección.

 

Primero de todo, si sospechamos que sufrimos de alergia, es fundamental acudir al médico para que confirme y haga las pruebas pertinentes para tratar nuestro problema. El médico en caso de que sea necesario, nos recetará algún tipo de inhalador para realizar actividad física. Así como algún antihistamínico para tratar los síntomas.

 

Una vez hemos respetado esto, podemos tomar una serie de medidas muy interesantes:

 

  • Busca lugares no muy contaminados. Nuestro peor enemigo son las partículas de diesel, ya que está demostrado que estas multiplican por 27 la capacidad del polen de ser alergénico.
  • Cuidado por los parques en los que corres. Una vez sabemos a qué tipo de planta tenemos alergia, es fundamental no correr por zonas verdes que estén plagados de esta planta. Buscamos alejarnos de nuestro verdugo.
  • Si tenemos alergia alta o hay algún día especialmente complicado, podemos emplear una máscara para realizar nuestro entrenamiento.
  • Las gafas de sol son fundamentales. Con ellas cerramos una vía de entrada.
  • Si es necesario, poner gotas para los ojos y limpiar con frecuencia la nariz con suero fisiológico.
  • Recuerda que a primera hora y en la franja central del día es el momento que tenemos los índices más bajos de polen. Aprovéchalo.
  • Cuando hay mucho viento, se multiplicarán los efectos de la alergia. Evita salir cuando arrecie muy fuerte.
  • La lluvia es un gran aliado. Disfruta del entrenamiento cuando llueva. Gorra, chubasquero y a entrenar.
  • Nada más entrenar, ducha y cambio de ropa.

 

Y por último, decirte que el mejor consejo es el sentido común. Ten paciencia y calma en estos difíciles días de entrenamiento. ¡A por ello!

 

 

 

Sin comentarios

Comentar