Maratón Madrid - Lourdes Martínez

Mucha alegría y sufrimiento en la Maratón de Madrid

Hoy Lourdes nos cuenta cómo vivió la Maratón de Madrid tras su preparación con la Escuela de VG Running

Lourdes Martínez es una corredora popular de nuestro grupo de running Madrid de los martes y jueves a las 18.15. Con un año y medio de entrenamientos en la escuela de VG Running, el pasado domingo 22 de abril corrió su Segunda Maratón por las calles de Madrid. Trabaja como Responsable de Marketing y Comunicación en una empresa de software en Madrid y ha encontrado en el running un deporte que le apasiona, le permite conocer a otras personas y viajar a otros lugares. Hoy nos cuenta cómo vivió la Maratón de Madrid tras su preparación con la Escuela de VG Running.


 

Llegó el esperado día que llevaba un año preparando. El año pasado animé a mis amigos de VG Running que corrieron la Maratón en la capital española. Un año después, ahí estaba yo, en mi cajón 6 viviendo, disfrutando cada canción, mirando a mi alrededor a que fueran pasando los cajones hasta que llegara mi turno para comenzar la carrera.

Maratón Madrid - Minutos Previos

Concentrada en el cajón me vino a la cabeza memorias de los entrenos en el Retiro, la Media Maratón de El Pardo y la Media Maratón de Nueva York. Un proceso muy duro que no había disfrutado tanto por mis molestias en las rodillas.

Aún así sabía que estaba preparada. Las piernas pedían pisar el asfalto y echar a volar. Y así hice, los primeros 10 kilómetros me sentí cómoda: los ánimos de Juanjo de VG Running, de mi amigo Raúl y de Javi que se incorpora y corre unos metros conmigo. Pienso: “Si no puede correr, pero aquí está haciéndolo a mi lado”. Impresionante. Le dejo para que llegue a tiempo a ver llegar a Jordi y Leticia en la Media Maratón.

En Nuevos Ministerios veo delante a Isa. Al lado Carmen, corre su Primera Media Maratón y Ángel, cuantos sábados me ha acompañado en mis entrenos por Madrid Río. Verles me llena de orgullo. Observo a las chicas y veo cómo se están enfrentando a su reto. Si ellas lo están haciendo, yo no puedo ser menos. Así que no te pares.

En el puente de Nuevos Ministerios no se puede correr pero yo estoy tranquila. Recuerdo las palabras del míster: “no zigzaguear, mejor te quedas detrás que hacer un gran esfuerzo para el músculo. No pasa nada si perdemos unos segundos más, ya los recuperaremos”.

En Manuel Becerra veo a mi amiga Elena, que corre un poco conmigo. También a mi amigo Fernando con su hija y chocamos nuestras manos. Y, a Jesús de VG Running. ¡Ay Jesús que no corre carreras pero que se ha venido a animarnos! ¡Qué grande!

En la esquina de Doctor Esquerdo con O’donnell está mi abuelo Marino. Le grito y agito mis manos para que me oiga y vea. Paso la barrera de animadores y voy a darle dos besos. La gente corea su nombre y grita: ¡Olé ese abuelo! La emoción invade mi cuerpo y casi me saltan las lágrimas.

En la esquina de Príncipe de Vergara con 0’donnell alguien de VG Running corea mi nombre. ¡Ay este grupo de running de Madrid está en todas partes! ¡Qué orgullo pertenecer a esta escuela de corredores! Llegamos a Quevedo y al poco el Primo de VG Running se une a la carrera. Saliendo de una lesión y aquí está conmigo apoyándome. Llegamos a Callao y veo a Jordi, que tras acabar la Media Maratón se ha venido casi corriendo a verme y apoyarme. En Sol otra vez que está.

El ambiente en Sol es genial, la gente corea tu nombre, te anima y cuando corres por la calle Mayor parece que te están haciendo el paseillo… No dejo de dar las gracias al público por estar ahí y dar su apoyo a todos los corredores. Pasamos por el Madrid de los Austrias, con lo que me encanta esta zona, no dejo de disfrutar y sonreír.

En el Palacio Real, Juanjo de VG Running está ahí otra vez para animarme. Sigo corriendo con el Primo que se acopla a mi ritmo. Jordi vuelve a animarme en la Plaza de España.

Cogemos la calle Ferraz y Luis de VG Running nos anima. ¡Otro más que da su apoyo a los maratonianos!

En la Avenida de Valladolid empiezo a notar que el sol está consumiendo mi energía. En el avituallamiento de Madrid Río me deja el Primo y Jordi corre conmigo. Comienzo a notar como si al correr por aquí, del asfalto salieran unas raíces que tiran hacia abajo de mis piernas.

Había corrido por la Casa de Campo pero nunca había llevado 28 kilómetros corridos antes de entrar en esta zona. No corre el aire. Muchos corredores van caminando. Tengo dolores en las rodillas y siento molestias en la espinilla derecha. Aflojamos ritmo para que no vaya a más. No hablo, estoy luchando con estas molestias, continuamos corriendo. Ya tenemos casi la mitad de la Casa de Campo hecha. El sol aprieta bastante.

Empiezo a sentir la deshidratación y me mareo un poco. Sigue, que puedes. Hay un avituallamiento cerca me echo una botella de agua por la cabeza. Siento mucho calor.

Toca subir la cuesta del metro Lago ahí veo a mi amiga Christine, con una bandera española y otra británica ondeándolas con fuerza y con la camiseta blanca de ánimo Lourdes, campeona. La doy dos besos. Vamos que no puedes parar. Subimos la cuesta bien. Al poco veo a mi amiga Paula con mis compañeros Kathie y Joynher. Me da mucha alegría verles.

Jordi continúa a mi lado. Ahora nos queda el recorrido que hicimos el domingo pasado, los últimos 5 km. Vamos subiendo, antes de la cuesta de Segovia veo de nuevo a Kathie y Joynher. Soy consciente de que ha bajado el ritmo. Las piernas no responden. En la cuesta oigo: “Vamos que habéis venido a correr”. Mucha gente caminando. Tú no te pares. Tras el avituallamiento de la cuesta de Segovia me deja Jordi y ahí está Leticia y Manolo de VG Running para llevarme hasta donde están todos los corredores de la escuela en Paseo del Prado, 10.

Vamos despacito, paso por la calle Toledo y al mirar hacia abajo ¡me dan ganas de hacer la croqueta! Me doy cuenta que sonrío conmigo misma, ¡bendita locura esto del correr!

En Pirámides veo a mi amigo Víctor que se pone a correr unos metros conmigo y grita ¡Vamos Lourdes! Queda poquito, casi llegando a Embajadores se une Jordi y unos metros más adelante veo a Saúl. La meta cada vez más cerca.

Atocha se divisa a lo lejos. Leti, Jordi y Manolo continúan a mi lado. Entramos en Atocha y Jordi se adelanta unos metros para que los miembros de VG Running me animen. Irene, Jorge, Noelia, la Prima y un sin fin de corredores de la escuela se echan al asfalto. ¡Este club de corredores es muy grande, vamos que te quedan 500 metros! Subimos el Paseo del Prado y veo a mis asturianos, Ila y Marcos, con su bandera y una pancarta: ¡Forza Lour! Camino unos metros y al otro lado mi sevillana, Ana ¡Ole y Olé!, ya estamos muy cerca de recoger a mi sobrino Diego y ¡qué me lleve a cruzar la meta!

Le veo. Ahí está, por delante de la valla, esperándome. Detrás de él, toda la familia: mi tía Ana, mi madre Vicky, mi abuelo Marino, mi hermana Gema y mi cuñado Emi, mi sobrina Zaida, la tía Encarna, el primo Isidoro, la prima Luchy y la tía María. ¡Todos ellos con la camiseta blanca que habían hecho y que ponía Vamos Lourdes, campeona ¡Qué emoción más grande verlos a todos juntos con esa camiseta! Sonrío. Cojo a Diego que corre muy bien, pisamos la alfombra roja y cruzamos esa ansiada línea de meta en 4:14:49. No conseguimos bajar las cuatro horas pero muy satisfecha por superar los inconvenientes que surgieron sin pararme.

 

Agradecida inmensamente por los ánimos, la energía y la fuerza recibidos en cada kilómetro de esta Maratón de Madrid 2018. Cuánto amor, esfuerzo y tiempo recibido por parte de familiares, amigos y VG Running. ¡Vuestros ánimos, apoyo y choque de manos me llevaron a meta! ¡Gracias por echaros a las calles de Madrid para darme vuestra energía y apoyo!

Esta medalla que sostengo tiene mucho de cada uno de vosotros, por eso es tan grande y tiene un gran peso sentimental que nunca olvidaré.

¡Cómo te hemos sufrido Madrid pero me he dado cuenta de que soy muy afortunada de tener tan buena gente a mi lado!

Ahora las lágrimas y las sonrisas invaden mi cara de emoción. Una vez más, familia, amigos y vg runners me habéis hecho GRANDE. ¡Muchísimas gracias por hacerme sentir tan feliz y poder compartirla con todos vosotros!

¡Seguimos creciendo juntos!

Maratón Madrid - Diego y Lourdes

1Comentario
  • Jordi
    Publicado a las 20:20h, 25 abril Responder

    Creo que me viste en más sitios de los que en realidad estuve muy buen artículo.
    Un placer acompañarte en esta aventura.

Comentar